jueves, 2 de julio de 2009

Ok

Hola, si, en la otra entrada me fue mal,pero bueno ya nimodo, en fin decidi dejar de esforzarme tanto en seguir buscando ese tipo de informacion, perooo no sin antes dejar una propuesta, el que se oponga a mi, si quiere que haga lo siguiente, me gustaria establecer mini-´´debates´´ con esas personas: mi e-mail es dragonchiva_95@hotmail.com.

Mi tema esta vez sera una leyenda urbana llamada:
La carretera fantasma
La carretera principal que va de Baltimore a Nueva York al llegar al kilómetro 12 se cruza con una importante autopista. Se trata de un cruce muy peligroso, y en muchas ocasiones se ha hablado de construir un paso subterráneo para evitar accidentes, aunque todavía no se ha hecho nada.
Un sábado por la noche, un prestigioso doctor neoyorkino -del que evitaremos reproducir su nombre-, regresaba a su casa después de asistir a una sala de fiestas country. Al llegar al cruce redujo la velocidad y se sorprendió al ver a una deliciosa jovencita, vestida con un traje largo, de fiesta, haciendo auto-stop. Frenó de golpe y le hizo una señal para que subiera a la parte trasera de su descapotable.
- El asiento de delante está lleno de palos de golf y de paquetes -se disculpó. Y a continuación le preguntó: - Pero, ¿qué está haciendo una chica tan joven como tú sola a estas horas de la noche?
- La historia es demasiado larga para contarla ahora -dijo la chica. Su voz era dulce y a la vez aguda, como el tintinear de los cascabeles de un trineo. - Por favor, lléveme a casa. Se lo explicaré todo allí. La dirección es North Charles Street, número XXXX. Espero que no esté muy lejos de su camino.
El doctor refunfuñó y puso el coche en marcha. Cuando se estaba acercando a la dirección que le indicó ella, una casa con las contraventanas cerradas, le dijo: - Ya hemos llegado. Entonces se giró y vio que el asiento de atrás estaba vacío. - ¿¡Qué demonios...!? -murmuró para sí el doctor. La chica no se podía haber caído del coche, ni mucho menos haberse desvanecido.
LLamó repetidas veces al timbre de la casa, confuso como no lo había estado en toda su vida. Después de un largo tiempo de espera, la puerta se abrió y apareció un hombre de pelo gris y aspecto cansado que lo miró fijamente.
- No sé como decirle qué cosa más sorprendente acaba de suceder -empezó a decir el doctor-, una chica joven me dió esta dirección hace un momento. La traje en coche hasta aqui y...
- Sí, sí, lo sé -dijo el hombre con aire de cansancio-, esto mismo ha pasado otras veces, todos los sábados por la noche de este mes. Esa chica, señor, era mi hija. Murió hace dos años en un accidente automovilístico en ese mismo cruce donde usted la encontró...
_

5 comentarios:

irkenmagicafantasma dijo...

wooooooooow!!! muy bueno... que miedo, que desconcertante..
y me encantaria estar en ese pequeño debate...

sayo!!

ccscool dijo...

PUES TAMBIEN ME GUSTARIA ESTAR EN ESE DEBATE Y EL TEMA ES BUENO , ESTOY DEACUERDO CONTIGO.
CCSCOOL.

GPE. dijo...

jajja
ok
niño
estaremos en el debate
pero creo qe yo te ganare!
llevo mucho practicando mini debates como los tuyos!
jjeje
:D

Dani dijo...

Yo igual voy a entrar al debate!!!
y voy a exponer mis ideales!!! como debe ser!!! Y NADIE ME SILENCIARÁ!!!!!!

Josh 2.0 dijo...

ya abia oido hablar de esa leyenda urbana pero aun asi nunca lo habia oido completa gracias me encanta tu blog tiene muchas leyendas y esas cosas de paso me pueden servir como in spiracion para mi blog.

perdona por no haber pasado a tu blog es q he estado un poco ocupado

bueno gracias por pasar a mi blog adios